• El documento tributario electrónico
Raúl Arrieta Cortés

Resumen

Hace años el Gobierno inició el proceso de modernización del Estado. Con miras a cumplir dicho objetivo es que se determinó que el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) debía ser una herramienta que permitiera contribuir a brindar una mejor atención al ciudadano, a fortalecer el buen Gobierno y a permitir el desarrollo de la democracia. Así es como las diferentes reparticiones públicas comenzaron la carrera por proveerse de sitios Web institucionales, en los cuales pudieran ofrecer información institucional a los diferentes usuarios y, en una segunda fase, permitieran la realización de transacciones.

El Servicio de Impuestos Internos se convirtió en uno de los pioneros en abordar la modernización de su gestión y en utilizar la red Internet como elemento de comunicación con los contribuyentes. En la operación del impuesto al valor agregado (IVA), el Servicio en colaboración con un grupo de empresas pilotos, inició la marcha blanca de lo que actualmente es el sistema de emisión de documentos tributarios que será objeto del análisis en las páginas siguientes.

Se trata de un sistema caracterizado por la incorporación voluntaria de los contribuyentes al cumplimiento de su obligación de emitir documentos tributarios que respalden las operaciones gravadas con IVA, de manera de permitir que generen, transmitan y almacenen en forma electrónica dichos documentos.

Para ello el sistema se soporta en dos fuentes legales. Por una parte, la Ley de documento electrónica, firma electrónica y los servicios de certificación de dichas firmas y, por otra, en la facultad que concede el Código Tributario al Director del Servicio de Impuestos Internos para autorizar que los documentos tributarios sean reemplazados por sus homólogos en soporte electrónico.

Texto completo: PDF HTML



DOI: 10.5354/0717-9162.2003.10663